motivación personal y motivación laboral

8 consejos para mantener la motivación personal y laboral

Para mejorar tu estilo de vida, es necesario crecer inteligentemente en las áreas de tu vida personal, social y laboral. Para lograrlo es necesario una buena dosis de motivación.

La motivación personal

La motivación personal es la base del éxito para cualquier persona. Aunque no es una tarea sencilla, tampoco es tan difícil encontrar el enfoque necesario para sentirla.

La motivación laboral

Sin duda, la más difícil de sobrellevar ya que la rutina es el principal factor que la impide. ¿Y por qué la rutina? Porque el trabajo es la acción que se realiza día a día casi de la misma forma para todo mundo: Te despiertas, te aseas, desayunas y te vas a trabajar. La rutina agobia y desmotiva.

Consejos para adquirir Motivación:

Abre tu mente

Una manera de ayudarse es haciendo que tu mente sea más abierta. Una mente abierta te permite experimentar completamente el mundo de una manera que no podrías si fueras de mente cerrada. Se curiosa. Haz preguntas y amplía tus horizontes. Si no tratas de averiguar sobre la vida que existe fuera de tu alcance, realmente te estás perdiendo y sólo mirando el mundo a través de una “burbuja”.

Convive contigo misma

La soledad es algo con lo que muchas personas luchan diariamente. Un consejo fácil para ayudar a evadir esa sensación de soledad, es aprender a disfrutar de tu propia compañía. Aprende a ser autosuficiente, esto aumenta tu autoestima y aleja ese temor constante a la soledad, motivándote a buscar lo que es mejor solo para ti.

No permitas que la rutina te envuelva

La rutina es desalentadora en la vida de una mujer, con ganas de superarse. Ve más allá. Cada semana, elije un proyecto específico o una meta que deba completarse, luego ve más allá para entregar resultados mucho mejores de lo que de otro modo no te esforzarías por hacer.  

Controla tu ansiedad

Si sufres de ansiedad y preocupación constante, considera asignar unos minutos al día en donde puedas reflexionar sobre tus problemas y preocupaciones, pero solo unos minutos al día, no más. Haz un esfuerzo consciente para relegar ansiedades y pensamientos preocupantes a este espacio limitado, ya sea después del trabajo o durante tu ida al gimnasio. No evitarás los problemas, pero los estarás dejando a un lado para que no comprometan tu productividad y enfoque mental, hacia la motivación.

Busca soluciones a los problemas

Hay dos tipos de mujeres en el mundo: Las que constantemente arrojan problemas sin ofrecer soluciones y las que comunican los problemas y ofrecen soluciones. Esta última es quien debes ser. Las líderes están orientadas a soluciones. Ven los problemas tan bien como los primeras, pero no se detienen ahí. Se toman el tiempo para desarrollar maneras de encontrar soluciones en torno a los problemas y al encontrar soluciones, siempre sabrás encontrar motivación diaria.

La ansiedad crónica puede conducir a grandes pérdidas en términos de tiempo, productividad y estabilidad emocional. Una de las formas más directas para determinar si un problema es o no digno de tu preocupación es determinando, ante todo, si se trata de un problema con una posible solución. Si es así, identifica las posibles soluciones y resuelve. Ten en cuenta que, si no existe una solución para un problema entonces, realmente no es un problema. Es un obstáculo que tu misma creas o eliminas.

Busca en tu subconsciente

Para acceder a tu mente subconsciente y encontrar soluciones ocultas a tus problemas y preguntas, escribe en tu diario cada noche antes de acostarte. Escribe sobre tu día y pregúntate, por escrito, cómo podrías haber mejorado las situaciones problemáticas. Una vez que hayas escrito tus preguntas, déjalas ir. ¡Tu mente subconsciente las desentrañará de la noche a la mañana y puede presentarte una respuesta por la mañana!

Duerme lo suficientemente bien

Asegúrate de dormir bien. Si estás demasiado cansada, puedes estar segura de que solo reaccionarás mal a muchas situaciones comunes que se atravesarán al día siguiente. Tu cuerpo y tu mente necesitan el suficiente tiempo para descansar. Duerme 7 horas como mínimo, para recuperarte de las cosas que han pasado durante tu día.  Una buena noche de sueño no sólo evitará enfermedades, sino que también se asegurará de que tu mente esté nítida y lista para las tareas diarias que te esperan al día siguiente. No dormir lo suficiente puede hacerte irritable, malhumorada, y literalmente puede obstaculizar todo lo que haces. No escatimes en el sueño pues te dará belleza en todo sentido.

Ríete lo más que puedas

Lo creas o no, ¡La risa contribuirá a tu crecimiento personal y a tu motivación personal! Mira una buena comedia en la tv. Si sientes que tienes mejores cosas que hacer con tu tiempo, te equivocas. Detente y siéntate durante una hora para ver algo que te haga reír. La risa es buena para el alma. Estarás con un buen humor y recuerda que para mantenerte motivada has de este famoso lema tu mandamiento: “Al mal tiempo, buena cara” y ve con todo hacia una actitud positiva siempre.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: