Inteligencia Emocional En El Trabajo

Inteligencia Emocional En El Trabajo

Inteligencia Emocional En El Trabajo

La inteligencia emocional puede tener un gran impacto en su vida laboral y profesional, por lo que es importante comprender exactamente qué es y por qué es tan importante. Cada lugar de trabajo se compone de personas con diferentes fortalezas, personalidades y emociones, que pueden afectar en gran medida la forma en que trabajan. La inteligencia emocional es la capacidad de identificar y administrar sus emociones, así como las emociones de los demás.

¿Cómo afecta la inteligencia emocional en el trabajo a su vida profesional?

La inteligencia emocional suele tenerse en cuenta en las decisiones cotidianas que toman los empleadores, como contratar, despedir y promover empleados. Muchos gerentes de contratación estudian la inteligencia emocional de los candidatos al hacer preguntas específicas durante el proceso de contratación, con el fin de identificar a aquellos que tienen un mayor grado de inteligencia emocional. También analizan la inteligencia emocional de sus empleados actuales para determinar el potencial de liderazgo. Además, cuando se consideran las promociones y los aumentos salariales, la inteligencia emocional suele tenerse en cuenta en la decisión.

La formación académica correcta, la experiencia profesional y las certificaciones son evidentemente necesarias para obtener un puesto superior. La inteligencia emocional, sin embargo, puede ser la clave para un mayor éxito, particularmente cuando se pasa a puestos gerenciales. Los empleadores dicen que los gerentes emocionalmente inteligentes tienen una mayor satisfacción en el trabajo y menores en los niveles de rotación. Si sus planes de carrera incluyen una posición de liderazgo, la inteligencia emocional puede ayudarlo a desarrollar equipos que sean más felices y productivos en su trabajo, y que tengan más probabilidades de permanecer en sus puestos.

¿Cómo puede funcionar la falta de inteligencia emocional?

Está claro que la inteligencia emocional puede ser un activo para su vida profesional. Desafortunadamente, sin embargo, la falta de inteligencia emocional también puede tener un efecto en tu carrera.

Aquí hay cinco formas en que puede ser perjudicial:

Insensibilidad: las personas que son insensibles a menudo son percibidas como indiferentes. Sus compañeros de trabajo tienen menos probabilidades de querer trabajar con ellos u ofrecer ayuda. Si eres insensible, es posible que no seas un buen líder y que sea mucho menos probable que lo asciendan.

Arrogancia: Las personas arrogantes a veces parecen creer que lo saben todo y que nadie puede enseñarles nada. La arrogancia no es una cualidad que buscan los empleadores.

Volatilidad: aprovechar las emociones que siente es bueno; sin embargo, actuar enojado puede descarrilar su carrera. Las personas volátiles pueden causar disfunciones en los equipos, molestar a los compañeros de trabajo y los proyectos e iniciativas de la ruina al fracaso.

Rigidez: si eres inflexible en tu forma de pensar y tu enfoque, o crees que tu camino es la única forma, no eres un jugador de equipo. En el entorno profesional de hoy en día, ser un jugador de equipo es absolutamente necesario.

Egoísmo: si tu agenda es la única que importa, podrías ser percibido como egoísta. Ser profesional significa apuntar a una situación de ganar-ganar siempre que sea posible.

El mundo de los negocios siempre está cambiando y las emociones se están convirtiendo en un aspecto mucho más importante de las relaciones laborales. Tener inteligencia emocional aumenta tus posibilidades de ser más aceptado en los equipos y considerado para posiciones de liderazgo. También puede diferenciarte de la competencia cuando buscas un nuevo puesto o promoción.

¿Qué buscan los empleadores en el proceso de contratación?

Según un estudio del Departamento de Trabajo de los EE. UU., Los empleadores buscan candidatos que sepan escuchar y comunicarse bien, ambos aspectos importantes de la inteligencia emocional. También prefieren empleados que sean adaptables a entornos de trabajos cambiantes, no rígidos e inflexibles. Otros atributos que los empleadores buscan en las personas durante el proceso de contratación incluyen la autogestión, la capacidad de trabajar en equipo y un fuerte potencial de liderazgo. Todas estas competencias están entrelazadas en la inteligencia emocional.

Desarrollar su inteligencia emocional es una estrategia de carrera sólida. En el mundo de los negocios de hoy en día, donde el trabajo en equipo es esencial para el éxito, la inteligencia emocional puede hacer que usted sea un activo para cualquier empleador.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: