Como Acelerar Tu Metabolismo Naturalmente
Acelera Tu Metabolismo De Una Forma Muy Natural

Como Acelerar Tu Metabolismo Naturalmente

Cuando se habla de metabolismo lento o rápido se hace referencia a la velocidad con la que tu cuerpo procesa los nutrientes.  si eres de esas personas que consume   una gran cantidad de alimentos sin engordar, tienes un metabolismo muy rápido, por el contrario, si tiene sobrepeso Lo más seguro es que tú metabolismo sea un poco lento.

Contar con un metabolismo rápido o lento depende en gran medida de la genética, por esto hay personas que, aunque lleven una dieta muy saludable siempre tienen tendencia a llevar esos kilitos de más que no quisiéramos tener, sin embargo, existen mecanismos para acelerar el metabolismo de forma natural, que han sido objeto de investigaciones durante muchos años, hoy te traemos algunas claves para acelerar tu metabolismo naturalmente.

Come saludable y a menudo

Aguantar hambre es un proceso que contrario a lo que pudieras creer ralentiza tu metabolismo.  si te saltas alguna comida y luego comes en exceso, o no le das a tu cuerpo los nutrientes que necesita, simplemente va a sentir que debe absorber todo lo que ingieras en la siguiente oportunidad que tenga para comer, por lo que incluso tomar solamente agua puede subirte de peso.

Si estás mucho tiempo sin comer nada, tu nivel de azúcar en sangre disminuye lo que hace que te sientas cansado, y que tu metabolismo se ralentice para ahorrar calorías.  no necesitas comer grandes cantidades de alimentos, ni comida procesada.  entre comidas, en lugar de aguantar hambre, puedes consumir un puñado de frutos secos, o una pieza de fruta, incluso una bebida, lo que te ayudará a mantenerte hidratado, y además a bajar de peso saludablemente. Aunque esto contradice al Ayuno Intermitente que hemos mencionado en artículos anteriores, el AI es un estilo de vida que se acompaña con comidas bajas en grasas o con el estilo de vida Keto.

Respeta los horarios de comida

Para comenzar acelerar tu metabolismo naturalmente, comienza a organizar tus horarios de comida.  estos pueden ir de 3 a 5 comidas en el día, dependiendo de cómo te sientas mejor.  hay personas que suelen sentir más hambre en la mañana que en la tarde, o viceversa, en ese caso, puedes tener un horario de desayuno, media mañana, almuerzo, merienda en la tarde y cena. 

No te saltes el desayuno, si eres de esas personas que se levanta sin hambre, procura comer una fruta o tomar una bebida caliente, y luego en la hora de la media mañana come algo un poco más consistente. 

El organizar tu horario de comida, aun incluyendo estas dos comidas extras en las que por supuesto incluir a sólo pequeñas porciones de snacks saludables, hará que tu metabolismo lento comience a acelerarse por el solo hecho de que tu cuerpo identificará que dentro de poco recibirá más alimento, y por tanto quemará más rápidamente las calorías en lugar de guardarlas.  

Sé estricto con los horarios, y además no comas alimentos procesados, como papas fritas, o galletas de paquetes, estos tienden a tener demasiada sal o azúcar, perjudicando tu salud. 

Practica algún deporte

Si no prácticas deportes, tu metabolismo nunca se acelerará ya que no quemaras las suficientes calorías para hacer que tu sistema hormonal se equilibre, y comience a activarse. Si quieres acelerar tu metabolismo, necesitarás hacer ejercicio.

En caso de que lleves muchos años sin realizar ningún tipo de ejercicio, no pierdas tiempo inscribiéndote de una vez en un gimnasio, eso puede ser sumamente frustrante, porque la gente que asiste allí tiene un ritmo de ejercicio más fuerte y puede que al día siguiente de tu primera clase puede que amanezcas con un gran dolor y no quieras volver.  

Lo mejor para retomar un nivel de adecuación de tu cuerpo al ejercicio es comenzar a caminar.  Hazlo al menos 3 veces por semana y ve aumentando gradualmente la distancia en kilómetros que recorres, de esta forma, en unas pocas semanas habrás bajado de peso naturalmente ¡y estarás listo para comenzar a tonificar tu cuerpo, ahora sí, en un gimnasio. 

Come picante de vez en cuando

Según una reciente investigación de la Escuela de Farmacia de la universidad de Wyoming, las comidas que contienen chile picante o ají pueden ayudarte a quemar grasas, pues tienen un elemento conocido como capsaicina, un componente activo que provoca calor cuando entra al cuerpo, provocando una sudoración inmediata. La capsaicina ayuda a disminuirlos lípidos corporales mediante la destrucción de células grasas inmaduras ayudándote a adelgazar.

Aplica estos consejos ¡y comienza a acelerar tu metabolismo hoy mismo!

Deja un comentario

Gabriela Chavarría

Redactora y Desarrolladora Web en OmniMujer.com