Meditación en tiempos de crisis

Tres pasos para reducir el miedo y mantener la calma en tiempos de crisis (Meditación)

A medida que el Coronavirus (COVID-19) continúa propagándose, muchas personas sienten una gran impotencia, una gran inseguridad y se encuentran muy asustadas por lo que puede venir. Queremos tomar medidas, recuperar el control, pero no sabemos qué hacer. Por lo tanto, nuestros temores aumentan, haciéndonos menos racionales, y esto pone más estrés en nuestros cuerpos en un momento en que todos necesitamos ser fuertes.

El miedo en sí es muy parecido a un virus. Se replica y pasa de persona a persona. El miedo genera pánico. Esto no solo nos socava como individuos, sino que también sabotea la mecánica de la sociedad, que ahora más que nunca necesita ser eficiente.

Sin embargo, si sabes cómo reducir el miedo, esto mantiene tu mente despejada, promueve el bienestar y ayuda a las personas que te rodean a mantener la calma también. ¡Es una situación de ganar-ganar! Tenemos que esperar y confiar en la ciencia para resolver el problema físico, pero absolutamente tenemos control sobre los aspectos mentales y emocionales, incluso en circunstancias extremas.

Entonces, ¿Qué hacer cuando tus miedos son intensos y los tienes fuera de control?

Tres pasos para reducir el miedo y mantener la calma en tiempos de crisis:

1) El primer paso es quitarle todo el poder al miedo; Esta es una técnica para promover la calma y reducir la ansiedad en muchas situaciones. Puedes aprenderla muy fácilmente.

Cierra los ojos, toma algunas respiraciones lentas y permítete tomar conciencia de cualquier temor o ansiedad que sientas; tal vez sea un miedo al virus en sí, miedo a un informe que acabas de escuchar en las noticias o miedo a las consecuencias para ti o para tus seres queridos. Imagina ese miedo fuera de tu cuerpo, en el mundo.

Ahora imagina un cable que corre entre tu pecho y la fuente de tu miedo. En el alambre está enhebrada una pelota de colores brillantes, como una pelota de playa. Esta es la bola de tu poder y en este momento tu miedo tiene el poder y tú eres impotente.

En el ojo de tu mente, extiende la mano, agarra esa pelota y jálala a lo largo del cable hacia tu pecho, enfocándote intensamente en la pelota mientras lo haces; el enfoque es muy importante. Ahora mantén tu enfoque en la bola de poder dentro de tu pecho. Mantén ese enfoque todo el tiempo que puedas.

Al hacer esto, recuperas tu poder y tu miedo pierde su poder sobre ti. Comenzarás a sentir calma y tu mente se relajará.

2) Ahora que tu mente está más tranquila, es hora de crear una nueva mentalidad de empoderamiento. En lo profundo de nuestras mentes subconscientes hay miedos ancestrales en torno a la peste, y estos viejos patrones se han estado activando dentro de nosotros. Nuestras mentes subconscientes no entienden que las cosas han cambiado desde entonces.

La verdad es que, por suerte, el coronavirus NO es una peste, como lo sabían nuestros antepasados. Nuestras condiciones de vida y nuestra experiencia científica están a años luz de aquellos tiempos. Tenemos muchos factores a nuestro favor que hacen inapropiadas las comparaciones directas con el pasado. Sí, tenemos un desafío global, pero somos ingeniosos y tenemos mentes brillantes capaces de encontrar una solución. Mientras continúas respirando suavemente, imagina respirar estas verdades y exhalar todas esas viejas comprensiones ancestrales que se han activado dentro de usted. Imagina que tu mente subconsciente se actualiza con información precisa del siglo XXI.

3) Finalmente, entiende que cuanto más control de tus miedos tengas, menor será el estrés de tu cuerpo y mejor podrás enfrentar esta amenaza y cualquier otra. Esta acción reducirá tu miedo y ansiedad manteniéndote más segura. Mantén esa comprensión en tu mente por unos momentos y luego abre los ojos y continúa con tu día.

Realiza este procedimiento cada vez que tus temores comiencen a crecer. Solo toma un par de minutos, pero puede tener un efecto profundamente beneficioso en tu bienestar mental y emocional.

Cuando tomas medidas para alejar tu poder del miedo, tu mente se siente más segura y clara, tu ansiedad y estrés se reducen, y estás en un estado mucho mejor para lidiar con la situación.

Así como el miedo se replica, la calma también. Cuando mantengas esta mentalidad positiva, ayudarás a otros a hacer lo mismo, y esto a su vez nos ayudará a todos a crear el mejor resultado posible en este momento desafiante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: