40s, 50s Y 60s La Nueva Era Del Envejecimiento
La Nueva Era Del Envejecimiento

40s, 50s Y 60s La Nueva Era Del Envejecimiento

Después de los 40s, muchas mujeres podemos pensar que el envejecimiento es una maldición, existen secretos que ayudan a envejecer con gracia y de una manera en que se acentúen nuestros mejores rasgos y características. El envejecimiento no tiene por qué tirarnos al piso, aun después de los 50s o 60s es el momento ideal para poner atención a tu piel, a tu actitud y a tus pensamientos. Sigue estos consejos que te ayudarán a mantenerte activa, radiante y juvenil.

Sustituye La Leche De Vaca Por Leche De Almendras O De Soya

Existen estudios hechos por profesionales, en donde se afirma que los productos lácteos apresuran el envejecimiento de la piel. Si deseas evitar las arrugas a medida que envejeces, deja los lácteos. Los sustitutos que hay en el mercado son saludables y sabrosos, así que pruébalos.

Si Todavía Fumas, ¡Deja De Fumar ahora!

Siempre se ha sabido que fumar es muy malo para la salud en general. Es aún más importante dejar de fumar a medida que vas envejeciendo. Fumar descompone el colágeno de la piel y produce arrugas prematuras. Fumar también está directamente relacionado con un mayor riesgo de problemas cardíacos y cánceres, y los riesgos solo se multiplican con la edad. Deja de fumar ahora, sin importar tu edad, para ayudar a tu cuerpo a tener un proceso de envejecimiento saludable.

Se Una Mujer Activa Durante El Proceso De Envejecimiento

Mantenerte activa ayuda a tu cuerpo, mente y alma. Te ayudará a envejecer con gracia y dignidad. Muchos estudios también muestran que mantenerse activa puede tener un efecto positivo en la capacidad mental y puede ayudar a mantener a raya enfermedades como el Alzheimer. Trata de incluir la actividad como parte de tu rutina diaria.

Mantén Tu Masa Muscular Haciendo Ejercicio De Forma Regular

Usa un podómetro y asegúrate de estar dando al menos de 5,000 a 10,000 pasos cada día. Si mantienes tu masa muscular, evitarás la flacidez y algunas de las terribles caídas en las que de otro modo sufrirías. El hecho de que estés envejeciendo no significa que debas sentarte y tomártelo con calma. Para mantener una buena salud, debes seguir siendo lo más activa posible. Claro, es posible que no puedas salir y correr en un maratón, pero aún puedes incorporar algo de actividad en sus actividades diarias. Se sugiere que incluyas al menos 30 minutos de actividad física cada día. Tal vez podrías dar una caminata de 15 minutos dos veces al día. Desempolva esa vieja bicicleta y da un paseo por el vecindario. Asegúrate de mantenerte activa. Tu cuerpo necesita ejercicio para funcionar correctamente, especialmente a medida que envejece. Agregar treinta minutos de ejercicio a tu rutina diaria no solo puede hacer que luzca más joven, sino que también puede prolongar tu vida. Y no esperes hasta que sea mayor para hacer ejercicio, comienza lo antes posible.

¡Duerme Bien Para Mantener Tu Cuerpo Equilibrado!

Muchas personas de todas las edades sufren de falta de sueño y de mala calidad y es aún más importante para nosotros a medida que envejecemos. Busca ayuda medica si no estás durmiendo lo que necesitas y no subestimes la importancia que tiene para ti. Si vas a salir a la luz del sol, asegúrate de usar siempre gafas de sol. Los beneficios de las gafas de sol son dobles. Protegen sus ojos de los dañinos rayos ultravioleta y pueden ayudar a mantener tus ojos bien definidos durante años. También evitarán que entrecierres los ojos para ver y evitarán que se arruguen. Nuestra sociedad está demasiado preocupada por el dinero. Una vez que alcancemos la edad de jubilación, podemos dejar de lado esto. Tenemos tiempo para dedicarnos a intereses como la música y la pintura, y podemos disfrutar de ellos enormemente. Un arte o un oficio hecho por el puro placer de hacerlo brinda una verdadera satisfacción. A medida que empiezas a envejecer, tu metabolismo se ralentiza. Entonces, si no tienes un peso con el que te sientas cómodo ahora, será aún más difícil mantener tu peso bajo control a medida que envejeces. Haz ejercicio y muévete con regularidad, preferiblemente de 3 a 4 días a la semana.

Toma Un Curso Para Aprender Lo Que Siempre Quisiste Y No Tuviste Tiempo De Hacer

Un consejo para mantenerse joven, incluso cuando tu cuerpo está envejeciendo, es seguir aprendiendo. Es el momento de tomar un curso de computación, jardinería, carpintería o cualquier otra cosa que siempre quisiste hacer pero que no tuviste tiempo para hacerlo. Como estás jubilada y tus hijos son mayores, ya no tienes la excusa de no tener tiempo para adentrarte en estas nuevas aventuras del aprendizaje. ¡Nunca dejes que tu cerebro permanezca inactivo! Intenta moverte más y sentarse menos aún. Intenta dedicarte a un pasatiempo que implique moverse. Levantarse y moverse puede ayudarte a mantener tus niveles de presión arterial en rangos normales y a reducir el riesgo de problemas cardíacos. Regístrate en una nueva clase. Nunca es demasiado tarde para aprender algo nuevo, así que considera asistir a conferencias publicas o únete a una clase comunitaria. Elije un tema que te interese, ya sea informática, jardinería, manualidades, filosofía, lenguas extranjeras o física cuántica. El aprendizaje continuo evitará que tu mente esté inactiva.

Conoce Nuevas Personas

Sal y conoce gente nueva. Esto te ayudará a traer sensaciones nuevas a tu vida que quizás te faltan, así como también te dará nuevas experiencias. Hacer nuevos amigos puede tener un efecto maravilloso en tu actitud mental, además de que puedes tener más actividades para hacer en compañía.

A medida que avanza el día, notarás que tu piel puede volverse más seca e irritada. Por eso, es importante mantener la piel hidratada en todo momento. Hidratar tu piel puede darte una sensación suave y puede reducir las células secas de la piel en tu rostro, lo que te ayudará a lucir más vivaz.

Evita que la edad te derribe y abraza a tu juventud por mucho más tiempo.

Puntuación: 5 de 5.

Deja un comentario